34+1 curiosidades de los vuelos que seguro que no sabías y que deberías saber

—34+1 curiosidades de los vuelos que seguro que no sabías y que deberías saber—

34+1 curiosidades de los vuelos que no te dejarán indiferente:

Vistas desde el aire. África

  1. Te habrás preguntado alguna vez por qué el azafato o azafata del vuelo te pide que no bajes la ventanilla durante el despegue y el aterrizaje del vuelo. Pues bien, como yo también lo he hecho, te desvelo el misterio: forma parte del plan de emergencia: Se deben mantener abiertas porque en caso de que ocurriese algo puedan ver desde fuera, el personal de emergencias, lo que ocurre en el interior y otro de los motivos es porque el pasajero o la propia tripulación, pueden ver si algo va mal en esos momentos cruciales del vuelo (fuego, posición del horizonte, un ave…).
  2. Otra curiosidad de los vuelos es que en las salidas de emergencias sólo podan ocupar los asientos adultos sanos por si deben ser utilizadas puedan dejarlas despejadas para el resto del pasaje, ya que la tripulación de cabina sólo dispone de 90 segundos para evacuar.
  3. Igualmente ocurre con las mesas que deben estar plegadas y los asientos no pueden estar reclinados, por si existe algún tipo de emergencia tener la salida fácil y no tener tropiezos.
  4. Otra parte importante del vuelo son las dichosas turbulencias, que lejos de ser peligrosas, como es lo normal que se piense, resultan molestas para los pasajeros por lo que los pilotos las evitan simplemente por esta razón.
  5. Los relámpagos es otra de las cosas naturales que dan mucho miedo durante el vuelo, pero no hay avión que no haya pasado por ellos. Soportan muy bien sus efectos y no son motivo de derribo.
  6. El mejor momento del día para viajar, si uno teme volar, es por la mañana porque el clima es más estable, aunque siempre es bueno tener una distracción durante el trayecto (un libro, música, juego, mandalas…).

    Pasarela de embarque
  7. En cuanto a los móviles, es importante señalar que un sólo teléfono móvil encendido, sin tener el ‘modo avión’ activado, no afecta a la instrumentalidad del vuelo, pero si puede hacerlo una buena cantidad de ellos juntos funcionando, por lo que todos debemos seguir las indicaciones con respecto a ello.
  8. Hay algo en lo que muy poca gente repara, y es en aquellos rincones que rodean al asiento (reposabrazos, botón para reclinar el asiento, revistas, bandejas de comida…) y con los que hay que tener cuidado, ya que raras veces son limpiados por lo que podrías encontrarte mal después del vuelo debido a la gran cantidad de gérmenes acumulados.
    Revista de las aerolíneas

    Y por supuesto evita beber agua del grifo, ya que los tanques en los que almacena el agua se forman posos verdosos que recubren sus paredes.

  9. ¿Roja o negra? La caja negra en realidad es roja, amarilla o naranja fluorescente, para que pueda ser encontrada con mayor facilidad después de cualquier accidente. Y no hay una, sino dos. Una graba las conversaciones de cabina y otra registra información sobre el vuelo. Lo de la denominación de “negra”, supongo que será por lo siniestro de su utilidad.
  10. Las máscaras de oxígeno que caen del techo del avión, en caso de despresurización de la cabina, sólo suministran el mismo durante unos 15 minutos.
  11. El piloto y el copiloto de un mismo vuelo deben comer menús diferentes, para que no puedan sufrir una intoxicación alimentaria al mismo tiempo.
  12. Los menús especiales, ya sean platos vegetarianos o los aptos para diabéticos, siempre se sirven antes que el resto.
  13. En caso de emergencia, el avión puede volar con un sólo motor en funcionamiento.
  14. Si bebes tu propia bebida alcohólica en el avión (la que compraste en el aeropuerto), puedes ser arrestado cuando desembarques. En principio, las compañías prefieren controlar la cantidad de ingesta de alcohol.
  15. Hay compañías que se preocupan por los olores del inodoro, que más de una vez a podido hacer aterrizar un avión, por lo que su limpieza (sólo para algunas) es prioritaria (cada 20 minutos) y éste trabajo tan duro lo hacen los auxiliares de vuelo. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con un hedor insoportable? Truco de los auxiliares: tazón repleto de café que neutraliza el olor y las bacterias.
  16. Cuando se encienden las luces que indican que debes abrocharte el cinturón de seguridad y no es el momento del despegue o aterrizaje, la mayoría de las veces es porque se aproximan turbulencias que harán temblar a la aeronave, pero alguna que otra es porque el piloto tiene que ir al baño, y esto es una forma de mantener a todos los pasajeros sentados y que no pueda ocurrir nada que no esté previsto.
  17. Y ya que hablamos de baños, he de decirte que se pueden abrir desde fuera, por tu propia seguridad y la del resto, por lo que cuidado con lo que quieras hacer allí.
  18. Cuando despegas o aterrizas durante un vuelo de noche, las luces de cabina se apagan con la finalidad de que puedas ver mejor en caso de producirse una evacuación.
  19. Es importante que durante el despegue o aterrizaje de tu vuelo, no estés sin zapatos, es decir, descalzo o con enormes tacones, ya que en caso de que debas abandonar el avión puedas caminar por la pista entre regueros de combustible, fuselaje o cualquier otro objeto o sustancia.
  20. ¿La tripulación lleva esposas? Pues sí, ésta en cualquier momento puede ponérselas a cualquier pasajero que cause problemas y suponga un peligro o amenaza durante el vuelo.
  21. Durante el vuelo no pueden abrirse las puertas de emergencias. Puede intentarlo todo el pasaje y será imposible. Lo evita la presurización y no se podrá vencer esa fuerza.
  22. ¿Se puede bucear (no en una piscina sino a gran profundidad) y después volar? NO, es un dato importantísimo a tener en cuenta, por motivos que tienen que ver con el nitrógeno, la presión y burbujas de aire (Se conoce como enfermedad descompresiva). Lo ideal sería viajar entre 24 o 48 horas después del buceo.

    Las nubes y sus formas
  23. Un motor a reacción de un avión puede ser peligroso. Si te sitúas en la parte delantera donde absorbe el aire y el motor está acelerado puedes ser absorbido, aunque te encuentres a una gran distancia, debido a su potencia. Cuidado también por la parte de detrás. Así que si desembarcan ojo por dónde se pasa.
  24. Otro dato curioso, es que aunque creas que los aviones suponen un elevado riesgo de contaminación para el medio ambiente, las emisiones de dióxido de carbono de éstos por año representan un 2% de lo que expulsamos los humanos en el mismo período.
  25. A pesar de que se suele pensar, ya que una noticia de esa magnitud es influyente, volar en avión es muy seguro. Para que puedas hacerte una idea, tan sólo 24 de un millón de despegues resultaron en una caída (761 muertes). Se mueren más en accidentes automovilísticos (1.3 millones de personas por año). Así que anímate o anima a esa persona que no le resulta agradable volar.
  26. El tanque de combustible del avión está en las alas, un dato curioso para los que muchas veces no sentamos junto a ellas.

    Aeropuerto de Barcelona, El Prat
  27. A los aviones se les cambia de ruedas cada 7 aterrizajes. Normal que deban ser repuestas tan rápido por la gran rozadura que sufren contra la pista durante el aterrizaje.
  28. Un buen porcentaje de aire que respiramos en el interior del avión proviene del motor. Esto ocurre porque hay un pequeño orificio en la zona posterior del fuselaje que se filtra para todos los pasajeros.
  29. Haz de saber que cuando tu mascota viaja en avión, el ruido de la rampa no es  nada placentero para ellos, por lo que lo deben pasar bastante mal.
  30. Siempre los azafatos o azafatas del vuelo nos recomiendan sentarnos, en caso de emergencia, con la cabeza entre las piernas y los brazos apoyados en la silla del pasajero de delante, ya que es la posición más segura para evitar lo que se conoce con el nombre de “efecto látigo” (el que causa daño en la columna vertebral en caso de un aterrizaje forzoso).
  31. A modo de curiosidad, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, prácticamente todas las aerolíneas cambiaron su cubertería, ya que ésta debía ser inofensiva y evitar así que pudiese ser utilizada como arma blanca.
  32. La comida que no es consumida durante el vuelo, debe ser desechada ya que se ha roto la cadena de frío y por lo tanto, no está en condiciones para ser dispensada en otro vuelo. Una pena ésto. Yo le daría otro uso.
  33. El aire en cabina, al contrario de los que muchos piensan, no es el mismo durante todo el viaje. Es reciclado, en parte, para reducir la humedad y otra para garantizar que la calidad del aire sea buena. Ésto último se hace con los filtros que se usan en hospitales por lo que el aire es mucho más limpio que en muchos lugares aquí en la tierra.
  34. Muchas veces, cuando subimos al avión, no prestamos atención a todas las medidas de seguridad que debemos tomar, cosa que es un tremendo error, tanto porque podría salvar nuestras vidas y la del que tenemos al lado, como para poder cobrar algún tipo de indemnización por parte del seguro. A partir de ahora prestarás mucha más atención a la pobre azafata que abre el vuelo con su chaleco y sus gestos manuales indicando dónde se encuentran las salidas de emergencia.
  35. Puedes conseguir una compensación económica si tu vuelo se retrasa unas 3 horas o más, y dependiendo de los kilómetros que recorras en tu viaje, puedes conseguir hasta 600 €. Y es curioso, que sólo un 2% de los pasajeros que están en condiciones de reclamar una indemnización lo hace realmente.

    Atardecer en el aire

Con todos estos datos, la próxima vez que subas a un avión lo harás de una forma diferente.

¡Buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *