Itinerario (Parte I): Tailandia en Octubre con niños

Somos una familia de 4, dos adultos y dos niñas de 5 y 7 años y hemos elegido el país de las sonrisas como nuestro primer destino en el extranjero. La mejor época para visitar Tailandia es entre noviembre y marzo. Aunque, de todas formas, dependerá de la suerte. No es época de lluvias pero no por ello puedes librarte de ellas, pero tampoco te arruinarán el día. Cuando estuve allí, en noviembre de 2004, nos llovió un día y apenas estuvo lloviendo unos 15 minutos intensamente, y luego escampó. Les dejo un calendario para que se hagan una idea:

Continuar leyendo “Itinerario (Parte I): Tailandia en Octubre con niños”

NO visitar la Selva Negra con niños: parte II

Continúa nuestra aventura por lo más profundo de la Selva Negra:

DÍA 9.-  GUTACH – TRIBERG – GENGENBACH

De camino a las cascadas de Triberg, tocaba visita al Museo de Gutach (Vogtsbauernhof). Su visita no es cara y pueden disfrutar recorriendo el lugar viendo las casas típicas de la Selva Negra, penetrando en su interior, y aprendiendo sobre sus costumbres y la forma de vida de la época. Como curiosidad, las mujeres de la antigua Selva Negra morían jóvenes, acortaban su vida, ya que sus cocinas eran humeantes y respiraban en ese ambiente tan poco saludable.

Continuar leyendo “NO visitar la Selva Negra con niños: parte II”

No debes ir a la Selva Negra alemana con niños…Y te doy 5 “grandes motivos”

Los motivos por los que no debes ir a la Selva Negra  con niños son:

1- Porque a qué niño le gusta ir a parques temáticos cada dos días (Playmobil Fun Park, Legoland, Europa Park, Steinwasen Park, Fun Park Hochshwarzwald...) ¿Por qué pasarlo tan bien?

2.- Porque sus paisajes no merecen la pena una visita (Bosques frondosos y árboles enormes, riachuelos, parques, naturaleza en estado puro y animales pastando en libertad). ¿Por qué maravillarte con tanto “verde”?

3.- Porque comer los frutos rojos y sus tartas elaboradas con ellos no tienen nada de delicioso (fresas, arándanos, frambuesas, cerezas y los dulces con fruta y mermelada de esos frutos no será un placer para tu paladar ni tampoco para el de los más pequeños). ¿Por qué poner a prueba las papilas gustativas?

4. – Porque sus tradiciones y costumbres no son nada atractivas (Castillos Imperiales, grandes cascadas, museos en los que te adentras en otra época, catedrales, mercados donde puedes encontrar y comer comida típica, relojes de cuco, pueblos de cuento…). ¿A quién le apetecería hacer un recorrido semejante?

5.- Porque degustar la gastronomía del lugar no tiene ninguna gracia. (Sus carnes rojas, el Spätzle (pasta típica), su pan: el brezel saladito, el Strüdel relleno de manzana, su cerveza alemana, sus salchichas con pan…). ¿Quién querría comer semejante menú?

Bueno si ya te has convencido, te detallo parte de nuestro itinerario, ya que proponer las vacaciones de verano a la Selva Negra es una idea sencillamente genial, sobre todo si se hace en familia.

Continuar leyendo “No debes ir a la Selva Negra alemana con niños…Y te doy 5 “grandes motivos””

Egipto y sus pirámides: tierra de misterios

Cuando hablamos de Egipto se nos viene a la cabeza la palabra “misterio” y “pirámides” porque todo lo que contiene es misterioso e increíble,  ya que cosas tan inmensas y perfectas  es difícil pensar las haya podido crear el ser humano. De hecho, la gran pirámide de Keops, y no es en vano, es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Nos transportamos entonces, no a siglos, sino al año 2009 cuando las visitamos. Pueden ver el vídeo de cómo fue la entrada a la pirámide al final del post.

Continuar leyendo “Egipto y sus pirámides: tierra de misterios”