¿Cómo deshacerse del “gen viajero”?

Si has echo click en el enlace es porque eres de esos que por su sangre van los glóbulos rojos con mochilas y los blancos van en avión…Pero siento decirte que tu “enfermedad” no tiene cura (quizás ni la busques), porque en tus ojos se reflejan los amaneceres y las puestas de sol…y no creo que te importe…que quieras eliminar eso de tu retina…Esa ansiedad de ver mundo, de conocer gente nueva e impregnarte de sus culturas, de emocionarte con sus sabores y llorar de emoción al ver un paisaje, aunque sólo sea una roca, eso…no lo entienden muchos…porque ésto.  es ser viajero…El turista, en cambio, a la semana está deseando volver a casa y el viajero con pena de que se acerque el final de la aventura y tener que regresar..

Resultado de imagen de amanecer

Por eso digo que esta ‘enfermedad’ no tiene cura…aunque hay un”REMEDIO” que la calma y la apacigua: el dichoso dinero…Si no lo tienes, el viajero viaja menos pero la “enfermedad” sigue ahí…y buscarás la forma de enfrentarte a ella.

Al final te das cuenta, si lo piensas bien, que tú no eres el “enfermo”, realmente el “enfermo” es el que se conforma con poco y vivir la vida que impone la “sociedad”, atada a hipotecas y a miedos por el futuro…Ésto es realmente lo que te va ‘matando’ por dentro…

Así que, soy viajera, no tengo cura, pero tampoco la busco…

Objetivo: Vivir viajando…

¿Hay algún viajero que no opine lo mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *